Si Internet está cambiando nuestras vidas y lo digital emerge y se extiende a  todos los rincones de nuestra empresa y de nuestro comportamiento como ciudadanos y como consumidores, el marketing no podía quedarse al margen. El marketing tiene su razón de ser en la orientación al cliente y por tanto si los  clientes cambian, el marketing también está cambiando. 

Desde principios de los 70, el profesor Philip Kotler ha sido un prolífico autor de libros sobre marketing convertidos en éxitos editoriales. Muchos de estos libros  han ocupado las mesas y también las mentes de muchos empresarios, directores o profesionales del marketing, durante muchos años.

Los textos de Kotler han llegado a ser considerados “los evangelios del marketing”. Su trabajo como académico y gurú del marketing ha sido una referencia imprescindible. Su libro: El marketing según Kotler** es un perfecto resumen de  su pensamiento sobre “cómo crear, ganar y dominar los mercados”. En este libro, el profesor Kotler insiste en el abandono de las ideas de lo que denomina “el  marketing obsoleto”, y que consiste en: 

Equiparar el marketing con las ventas. 

  • Esforzarse más en captar nuevos clientes que en atender y fidelizar a los clientes que ya tenemos.
  • Tratar de ganar en cada transacción comercial en lugar de intentar ganar a  través del valor a largo plazo del cliente. 
  • Determinar el precio según el coste más alto en lugar del precio objetivo que está dispuesto a pagar el cliente. 
  • Utilizar las herramientas «mix» (producto, precio, distribución y comunicación) separadamente y no de forma integrada. 
  • Vender productos o servicios sin intentar comprender y responder a las necesidades reales de los clientes. 

Muchas pymes siguen ancladas en estas ideas obsoletas o erróneas. Y lo peor, también las hay que ni tan siquiera han incorporado un  enfoque estratégico y de orientación al cliente, aunque sea tan erróneo o convencional como el que señalaba el viejo profesor Kotler llamando lo “marketing obsoleto”. 

Así que abandonemos esas viejas ideas y demos un paso de gigante para adentrarnos en:

La nueva era del marketing

  • Ya no basta con producir bienes; hay que adaptarlos a lo que el mercado  desea. 
  • Ya no basta con producir bienes que satisfagan al mercado; hay que hacerlos de forma continuada, es decir, ofreciendo permanentemente innovaciones en producto y servicio. 
  • Ya no basta con satisfacer necesidades de los compradores; hay que hacerlo creando relaciones positivas con los clientes, mutuamente beneficiosas, supe rando sus expectativas para generar fidelidad. 
  • Finalmente, ya no basta con la fidelidad inmediata porque es fugaz; hay que lograr fidelidad continuada gracias a la participación del cliente en las decisiones sobre los bienes que compra, utiliza o consume; creando “valor para el cliente”.

** Kotler, Philip (1999): El Marketing según Kotler. Editorial Paidós. Barcelona. 

Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies    Más información
Privacidad